Evo Morales denunció que Bolsonaro, Macri, Lenín y la Unión Europea colaboraron con los golpistas

Al ser consultado por Página 12 sobre si es comparable la acción activa de los gobiernos de Argentina, Brasil y Ecuador ante el golpe de estado perpetrado contra él con el Plan Cóndor, Evo Morales señala: “Bolivia tiene muchos recursos naturales. Los golpes de Estado en el mundo son donde hay recursos naturales o algunos lugares que son estratégicos para el comercio internacional, donde están las bases militares” y son utilizados para “saquear nuestros recursos naturales”. “En los ’70 y parte de los ’80, evidentemente el golpe de Estado era para el control político porque los movimientos populares, mineros, campesinos se rebelaron contra las políticas de saqueo y ahí viene el llamado Plan Cóndor. Ahora son otra clase de golpes: golpe judicial; golpe congresal, como en Paraguay y Brasil; o golpe militar como en Honduras. Yo siento que las políticas de Estados Unidos van fracasando. Claro, es mejor que sigan hombres levantados en armas para que ello sea un pretexto geopolítico. Hoy evidentemente consideran que es Plan Cóndor del siglo XXI. Hay una lucha en Sudamérica”, reflexiona el ex presidente de Bolivia. En este sentido y sobre hacia dónde puede conducir esa lucha de los pueblos sudamericanos, Morales señala: “Si la lucha de los pueblos, de los movimientos sociales, no es solamente por una reivindicación social sino una lucha por cambio estructural; entonces ahí viene la refundación de los países. Nosotros hemos planteado la América plurinacional, de los pueblos para los pueblos, a casi 200 años de la inmoral doctrina Monroe (América para los americanos). ¿Y los trabajadores y los partidos de izquierda qué dijeron entonces? América Latina no es patio trasero de Estados Unidos. Ahora esta generación va mucho más allá: América Plurinacional, de los pueblos para los pueblos, no es compatible con el capitalismo ni con el imperialismo”. En este sentido agrega que los países “mimados por el Norte” como son Chile, Perú y Colombia tienen “serios problemas” porque las políticas de Estados Unidos “no resuelven temas de pobreza, de igualdad, de dignidad”. “Cuando los pueblos humildes ganamos las elecciones, el imperio nos acusa de dictadura y cuando la derecha gana las elecciones, respetamos, gana pero para privatizar. Eso no es democracia, la democracia debe ser para socializar todas las políticas. Cuando ganamos las elecciones, socializamos la energía, el agua, las telecomunicaciones, la educación. Para el Estado Plurinacional de Bolivia, los servicios básicos son un derecho humano y no un negocio privado”, especifica. En cuanto al rol que tuvieron Mauricio Macri y Lenin Moreno en el golpe de estado contra su gobierno, Evo Morales señala: “Son agentes del imperio, agentes de las transnacionales con una mentalidad tan mezquina que no piensa en su patria ni en el pueblo humilde. La Patria Grande necesita patriotas y no antipatrias ni vendepatrias. Los pueblos necesitan revolucionarios, no conservadores, menos reformistas”. Pero también apunta contra la figura de Jair Bolsonaro y Morales cuenta que días antes del golpe, hubo reuniones preparatorias. “Estoy seguro de que en cualquier momento va a estallar cómo aportó Brasil al golpe de Estado. El embajador de la Unión Europea también intervino. No puedo creer: Europa participando del golpe de estado. Claro, ellos no aceptan que los llamados «indios» podamos garantizar la liberación del pueblo, y nuestro modelo económico liberado del neoliberalismo resultó mejor en crecimiento económico y en la reducción de la pobreza”. En cuanto al hecho que se conoció hace pocos días, del envió de municiones desde la Argentina para reprimir las movilizaciones del pueblo boliviano, por lo que Macri fue imputado en nuestro país. Se le preguntó a Morales si estima que el ex presidente argentino debe ser juzgado en Bolivia, consideró: “Dejamos en manos de la justicia boliviana todos los elementos y pruebas que existen, de actos ilegales e inconstitucionales. Entonces, si procede en la norma deberá ser procesado en Bolivia o donde sea pero no para defender a Evo ni la democracia en Bolivia sino la democracia en América Latina. Debe ser juzgado para que nunca más haya ese tipo de golpe de Estado: presidentes de gobiernos de derecha sometidos al imperio dando golpes a un hermano país como Bolivia. Si nos basamos en las normas bolivianas, los que permitieron el ingreso de ese armamento tienen 30 años de cárcel. Álvaro García Linera lo explicó muy bien”.

Artículo anteriorEn Bolivia, afirman que hay «30 gendarmes» que declararán por el envío de armas de Macri
Artículo siguienteCuánto se gastará en promedio por el Día del Amigo