El viernes vence el actual esquema de restricciones a la circulación: ¿cómo seguirá?

En ese sentido el oficialismo trabaja para que este jueves en el plenario de comisiones de Salud y de Asuntos Constitucionales lograr un consenso que no solo le permita dar dictamen a la iniciativa, sino llevarla el jueves mismo al recinto para su debate y además reunir los votos necesarios para sancionar la ley. De lograr todo esto el viernes el Ejecutivo la promulgaría y reglamentaría de modo de que entre en vigencia antes del plazo de vigencia del DNU y así evitarle al gobierno de Alberto Fernández de emitir uno nuevo. Fuentes parlamentarias aseguraron a minutouno que «si se promulga y reglamente el viernes ya comienza a regir y si empieza a regir en todas aquellas jurisdicciones que se encuentran en situación de alarma, como el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se van a establecer restricciones generales que todos deberán cumplir». Hasta el momento el oficialismo no logró reunir los votos necesarios. Los diputados de Juntos para el Cambio ya adelantaron su rechazo y el oficialismo busca sumar los votos de otros bloques. Las restricciones impuestas de acuerdo al proyecto de ley son de mínima. Los gobernadores y el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires deberán velar por su cumplimiento. Sin embargo tienen la potestad de imponer restricciones adicionales, «estas son las mínimas» aclararon. Estas son las mismas que están vigentes actualmente y que, entre otras cosas prevén, por ejemplo, que en aquellos distritos en situación de alarma epidemiológica se suspendan las clases presenciales, se prohíba la circulación entre las 20 y las 6 de la mañana para los trabajadores no esenciales, se limite el horario y forma de atención de los negocios no esenciales y se prohíba la apertura de los gimnasios, restaurantes, las reuniones sociales, entre otras actividades. Sin embargo en Casa Rosada ya se preparan para tener que firmar un nuevo DNU en caso de las negociaciones en el ámbito parlamentario no lleguen a buen término a tiempo. De no contar con una ley que reglamente la manera en que cada distrito debe proceder de acuerdo a la caracterización de su situación epidemiológica el gobierno de Fernández emitiría un nuevo decreto que contemplaría las medidas restrictivas por el resto de mes que serían similares a las que están vigentes actualmente. La gran duda pasa por saber si, como sucedió en el DNU que vence el viernes, se impondrá ahora también un confinamiento más estricto los fines de semana en los grandes centros urbanos y las regiones del país en situación de «alarma» o de «alto riesgo» epidemiológico y sanitario. El DNU vigente estableció nueve días de aislamiento estricto (entre el 22 y el 30 de mayo); luego cinco días con mayores habilitaciones (del 31 de mayo al 4 de junio); el reciente fin de semana (5 y 6), nuevamente con restricciones más duras, y por delante los últimos días de esta etapa (del 7 al 11 de junio) otra vez con medidas más laxas.

Artículo anteriorUna joven de 20 años fue a rescatar a menores de una pelea familiar y fue asesinada de una puñalada en el corazón
Artículo siguienteCorrientes está colapsada por contagios y muertes por covid