Docentes paran y se movilizan en rechazo al reinicio de las clases presenciales en CABA

Al anunciar el paro que realizan hoy, la UTE recordó en un comunicado que durante la semana pasada el sindicato denunció que se les «impidió garantizar las clases virtuales y durante miércoles, jueves y viernes» y realizaron actividades «para sostener el lazo pedagógico que (el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez) Larreta y (la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad) Acuña pretendieron cortar». Clases presenciales.jpg De esta manera hicieron alusión a la decisión del Gobierno porteño de suspender el dictado de clases durante el miércoles, jueves y viernes de la semana pasada, días que serán compensados en diciembre, con una extensión del ciclo lectivo. Respecto a la decisión del Gobierno porteño de dictar desde hoy clases presenciales en algunos niveles educativos, señalaron que «deciden enviar nuevamente a lxs niñxs y a sus docentes a exponerse en las calles y las aulas». «Esta decisión solo se enmarca en una campaña de marketing político que el Jefe de Gobierno prioriza por encima de la salud de la comunidad educativa», completaron. «Frente a esto -explicaron- y en defensa de la salud y la vida, convocamos a un paro docente y seguimos exigiendo el pase de todos los niveles educativos a la virtualidad, la entrega de dispositivos y conectividad para lxs estudiantes y la vacunación de la totalidad de lxs trabajadorxs de la educación». Por su parte, el sindicato Ademys dijo que acompañará la medida de fuerza con una concentración y conferencia de prensa frente a la sede del Gobierno porteño, en el barrio de Parque Patricios. «El gobierno de Rodríguez Larreta continúa sosteniendo una política que expone a las y los trabajadores de la educación y a las familias de la comunidad educativa al contagio y a la muerte», afirmaron. La conferencia de prensa se hará desde las 12 en Uspallata 3160, sede del Gobierno de la Ciudad.

Artículo anteriorTalismán: ganó un título por año en tres clubes distintos
Artículo siguienteDetenidos cerca de la Costanera por supuesta amenaza con un arma