Crimen de Fernando Báez Sosa: sobreseyeron a Alejo Milanesi

Este miércoles, la Cámara de Dolores revocó la decisión del Juez y lo sobreseyó definitivamente, dado que la fiscal que investiga la causa lo había pedido ya que no hay pruebas en contra ni de Milanesi ni de Guarino. Según trascendió, no hay manchas de sangre en sus zapatillas, tampoco fueron reconocidos en las ruedas de reconocimiento ni se los ubica en la escena del crimen. Lo mismo sucede en el peritaje que se hizo en los celulares de los jóvenes y no hay mensajes que los comprometa en el chat que tenían los jóvenes. Juicio oral Además se confirmó la elevación a juicio oral de la causa. De este modo Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19), Ayrton Viollaz (21), quienes cumplen prisión preventiva en la Alcaidía 3 del penal de Melchor Romero, serán juzgados por el delito de «homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas». Así, tras haber renunciado a un juicio por jurados populares, enfrentarán a un tribunal colegiado de tres magistrados en la jurisdicción de Dolores con fecha a definir. Juicio oral rugbiers Según consta en el pedido de elevación a juicio, el asesinato de Fernando Báez Sosa estuvo planeado y hubo una división de roles para atacar a traición. Existió una división de roles, cinco de ellos participaron del ataque con violencia física contra Fernando mientras que otros tres se dedicaron a bloquear la defensa que podría haber salvado a Fernando, separando y golpeando a sus amigos, sin un policía a la vista. Una vez en la calle, para ejecutar el plan, los ocho rugbiers se dividieron: cinco de ellos (Máximo Pablo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Franco Benicelli y Blas Cinalli) fueron a buscar a Fernando, “lo tomaron desprevenido y de espaldas” y “comenzaron a golpearlo en distintas partes del cuerpo”. Cuando el joven de 18 años cae al piso, y “aprovechándose aún más de esa situación de indefensión”, proceden a darle un golpe brutal, una patada que le provocó su deceso en forma casi inmediata, al causarle “un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo de cráneo”, aseguró semanas atrás el fiscal general de Dolores, Diego Escoda.

Artículo anteriorZaramay, el trapero que fue preso por intimidación pública dio un show clandestino sin ningún protocolo
Artículo siguientePreocupación en Boca: Nicolás Capaldo dio positivo de coronavirus