Femicidio en Nueva Pompeya: pidieron la detención del acusado de tirar a su pareja desde un cuarto piso

La decisión de la magistrada coincidió con lo solicitado por el fiscal de la causa, Martín López Perrando, para que haya una «ampliación de la declaración indagatoria» de Reynoso y con el pedido de la querella y de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM). Reynoso había estado detenido un tiempo por el crimen hasta que finalmente fue excarcelado por decisión de la sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, que consideró que no había méritos suficientes como para mantenerlo con prisión preventiva. «Desde aquella intervención hasta la fecha se han reunido nuevos elementos probatorios que se han traducido en un avance en la pesquisa y confirman el inicial temperamento adoptado», dice parte del escrito. La jueza afirmó que la «expectativa de encierro que enfrenta Reynoso ante una posible condena por los hechos que le han sido enrostrados, y que eventualmente se ampliarán, resultan suficiente fundamento para suponer que el mismo podría intentar eludir la acción de la justicia». Además, ordenó una ampliación de su declaración indagatoria y libró una orden de detención que llevará adelante personal de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad. La mamá del sospechoso, Adriana Chiaverano, dijo que en las últimas horas «hubo un llamado al 911 diciendo que él se encontraba en avenida Córdoba 2515», y le pidieron que fuera para reconocerlo pero cuando llegó no estaba. Su camioneta se encontraba estacionada en la puerta del lugar. La muerte Pilar Lucía Riesco ocurrió cerca de las 16.30 del domingo 15 de marzo de 2020. La joven cayó del balcón del cuarto piso de la calle Alagón 305, en Nueva Pompeya. Según la investigación, Reynoso había regresado de bailar a las 8, se acostó a dormir y cuando se despertó comenzó una discusión con ella. El imputado afirmó que Riesco comenzó a increparlo, a gritarle, a decirle que no lo quería, que incluso en un momento le arrojó un portarretrato con una foto de ellos y que luego fue al balcón y se tiró al vacío.

Artículo anteriorRecibían la droga en Puerto Iguazú y la reenviaban a Capital Federal
Artículo siguiente«Queremos que los bancos activen el uso de sistemas electrónicos de pago»